American University Museum at the Katzen Arts Center, Mónica Sarmiento XV Iberoamerican Art Salon

 Mónica Sarmiento

Mónica Sarmiento Castillo, Katsen Museum, XV Art Salon Iberoamerican 2006

Ubicado en el dinámico y multidisciplinar Centro de Artes de Washington Katzen de la American University Museum en el 2006 Presento Contemporary Art The XV Ibero- American Art Salon. Evento que conto  con el apoyo de las diversas embajadas latinoamericanas entre ellas la Embajada Ecuatoriana representada por la obra de la artista Mónica Sarmiento con una simbología de naturalezas precolombina. La Universidad ha desarrollado una programación activa y de gran diversidad, centrada en la difusión del arte internacional. Debido a que tiene un compromiso global de presentar Muestra politicas de arte integracional, porque esta comprometida con los derechos humanos, la justicia social y compromiso político. Apoya proyectos de artistas de su comunidad, como de  otras universidades, su espacio cultural asume un papel activo en la responsabilidad y la formación de su filosofía artistica contemporánea y cultura.

Presenta exposiciones de caracter integracional en American University son los primeros con sede en Washington. Su programación pone lo mejor del arte en un contexto nacional e internacional. La muestra de sus colecciones les permiten presentar la historia del arte de Washington, mientras que su actitud Kunsthalle trae el arte más provocador de su tiempo.

Hernán Rodríguez Castelo: La Nueva Vida de lo Natural en Mónica Sarmiento

Mónica Sarmiento

Mónica Sarmiento Castillo, árbol 1, 40x40cm

La nueva vida de lo natural. La trayectoria de la ecuatoriana Sangoracha, Mónica Sarmiento es una aproximación cada vez más honda y rica a la naturaleza.

Cuando empieza, a poco de terminada la academia, sufre el influjo avasallador de un poderoso creador de formas, el pintor y escultor geométrico constructivista Estuardo Maldonado. Y entonces preside un proceso de asimilación de esos juegos formalistas y abre caminos de liberación la naturaleza. En particular las palmeras, que tan bellas en sus trazos elongados, tan rítmicas en sus composiciones lineales de tallos y agujas, se vuelven leitmotiv composicional y rítmico.

Pero todo aquello era plano: planos los colores –algunos, por descontado, en bellísimas combinaciones-; plana la materia. Y en la naturaleza no existe lo plano. Y, aun en el caso de juegos con cálidos, era frío. Con la frialdad de la geometría.

Mónica Sarmiento

Mónica Sarmiento Castillo, árbol en rojo, 40x40cm

Así que la artista, ahondando en el mensaje de las palmas, se volvió de lleno a la naturaleza. Comenzando por la materia. Elementos formales y texturas surgieron de material orgánico: naranja, yuca, plátano; cortezas y pulpas; tallos y hojas.

Y se aprovechó del ejercicio constructivo anterior para reducir toda aquella vida a los rigores de composiciones tan sólidas como para ordenar todas las libertades de formas y materia.

Cabe ver en estos cuadros el proceso. Primero, grandes líneas y bloques compositivos, agitados ya  por ritmos provenientes de la naturaleza. Luego, la inclusión de la materia natural, que llega con ricos y sutiles aportes de textura. Y entonces el color para convertir todo aquello en ese microcosmos autónomo, tenso de belleza y sentidos, que es el cuadro.

El proceso se cumple con ricas variaciones en cada pieza. Hay una, en verdes y amarillos que forman como una enorme copa arbórea, fastuosa de juegos de formas pequeñas –foliáceas-, que, como hojas naturales que son, aportan, cada una, sus texturas que testimonian vida. En otra, ocres amarillos y casi rojos, en rítmica composición cromática, sumen los elementos naturales.

Mónica Sarmiento

Mónica Sarmiento Castillo, árbol y fuego IV, 2008, 53x61cm, mixta y oleo

Pero esas entidades tomadas de la naturaleza –a veces de lo que el humano ha desechado como simple basura- ha cobrado una nueva vida, que invita a apreciarla, a sentirla. Esta es una expresión pictórica táctil, que de modo táctil ha de ser apreciada en un momento de mayor adentramiento en la obra. Así, por ejemplo, un cuadro en verdes y azules, con ligeros iluminados amarillos, es hermoso, visto; pero incita a la aproximación táctil. Las texturas son las rugosidades de las hojas de cutul –el cofre de la mazorca de maíz-, que dibujan fina caligrafía de apretadas paralelas.

Y en los cuadros pequeños (40 por 40 centímetros), verdaderas joyitas, tras la primera impresión, espera al espectador el placer de texturas inventadas por la naturaleza. En uno se ha trabajado con hojas de matico –esa planta medicinal tan usada por la medicina indígena andina-, y las hojas aportan sus texturas de belleza como el humano no habría podido soñar.

Mónica Sarmiento

Mónica Sarmiento Castillo, éxtasis, 1997, 122x100cm, óleo y mixta

En suma, que esta joven artista, llegada a Quito desde una tierra sureña que confina con los desiertos peruanos, trajo una expresión visual que nos impone ver y nos incita a tocar lo que la sabia naturaleza ha elaborado milenariamente. Y la ha hecho hasta con lo más humilde de la naturaleza, lo desechado por una civilización que, ávida de consumo y torpemente utilitaria, menosprecia cuanto no le ofrece placer o lucro inmediato y fácil. Y lo ha hecho por aquí hay que comenzar y con esto se ha de terminar- en muy buena pintura.

Por: Hernán Rodríguez Castelo, de la Academia Ecuatoriana y la Asociación Internacional de Críticos de Arte. Alangasí, en el Valle de los Chillos, junto a Quito, Enero 2.000

Fundación Eduardo Kingman Riofrio presenta “Ritmos de la Naturaleza” de Mónica Sarmiento

Mónica Sarmiento

Mónica Sarmiento Castillo, Fundación Kingman Quito 02-2000

La obra que la artista Lojana presento en Quito en febrero del 2000 en la Fundación Eduardo Kingman R. “Ritmos de la Naturaleza” conto con el texto de investigador y promotor de arte Wilson Hallo quien realizo la curaduría de la exposición.

De palabras del curador de la muestra Wilson Hallo: En las obras de Mónica Sarmiento, encontramos un aporte en lo que llamamos “cocina artística”, al usar materiales orgánicos adheridos a una placa de madera. Estos materiales orgánicos configurados por su textura, que al ser tratados con colores, dan un espíritu cercano a los espacios elaborados por el “informalismo español” (Tápies, Cuixart, Canogar, etc.). Así mismo la obra estuvo apoyada por la galería CosmoArte Siglo XXV su director D. Vicente Alcaraz explico: Mónica Sarmiento es una pintora que podría quebrar con el calificativo del constructivismo, expresionismo, ya que, la investigación, su rigor en la técnica, en el dibujo, imaginación, comunicación del sentido de la vida, materiales directamente obtenidos de la naturaleza la llevan al eslabón que falta en la pintura contemporánea.

Mónica Sarmiento

Mónica Sarmiento Castillo, árboles en uno, 1996, 40x40cm, óleo y mixta

En la Exposición de la Casa de América en Madrid en 1.997 se le señala con “Aquí comienza otro mundo”.Querejeta en la Exposición Internacional de Tabacalera Española en 1.998 define su obra como la pintora que explora un mundo de ausencias sentidas, desarrollando el entorno de sus vivencias en lo natural. Rotundos, expresivos y fuertes árboles hechos con minuciosidad.

“Œuvres sur Papier”: Variations, Espace Belleville, Mónica Sarmiento

Mönica Sarmiento

Mónica Sarmiento C. Oeuvres sur papier variations Espace Belleville, 2000, Gérard Xuriguera.

Reagrupar artistas en vista de una exposición colectiva debe partir de un postulado… en este caso a partir de la técnica, de una historia y de un evento específico, de un contacto particular o de una figura dominante en el color. De un sitio, de un ensamble de objetos, de instalaciones, de fotos, de una materia determinada, la parte del tema nos retiene en la voluntad de cubrir un evento de “trabajos sobre papel”, estas obras aunque de tamaño discreto reúnen un grupo de artistas destacados, que relevan la exigencia de su visión, entre estos artistas tenemos a Mónica Sarmiento Castillo junto a destacados artistas. En sus obras conformadas por dibujos, acuarelas, pasteles collage, pinturas fotos todo sobre papel, donde se redescubre episodios de diversa creación   a favor de un humor conjetural, sin contar los secretos de los talleres ni los conocimientos de ciento de galerías, no esperamos una rentabilidad inmediata o el favor de los manager de los artistas, la parte que legitimamos revierte en el esfuerzo de los creadores.

Mónica Sarmiento

Mónica Sarmiento C. euvres sur papier: variations Espace Belleville, 2000, pág. 54, Gérard Xuriguera.

En las obras de cada uno se aprecia  un intimismo, una tradición,  definiciones transitorias,  el sentimiento del espacio que se aprovecha con la técnica, la abstracción de los conceptos que posteriormente hablan de la ciencia de la transformación de la imagen, los recuerdo de su lectura de la imaginación sugerente

Este proyecto justifica una verdad óptica, la línea determina la frontera que engendra la forma que decide sobre el interior y el exterior. En cuanto a la fotografía, que se exhibe su creciente popularidad aportan en el contenido de la exhibición, con una tirada en papel que eclipsan e impactan en el conjunto del contenido de la exhibición que consigue la diversidad y nutre es espíritu de la muestra denominada, obras sobre papel: Variaciones, exposiciones de París, Gerard Xuriguera 2001.

Artistas: John Christoforou, Oliver Debré, D’onfan, Bengt Linstrom, Georges Mathieu, Noel Pasquier, Mimo Rotella, Satoru Sato, Kiro Urdin, Paul Van Hoeydonck, Michael Warren, Weiss Hugh, Romano Zanoti, Satoru Sato, Sung Hy Shin, Reiter, Neiman, entre otros.

Título: euvres sur papier: variations : [exposition], Espace Belleville, 13 novembre-15 décembre 2000, Autores: Gérard Xuriguera, Espace Belleville (Paris) Editor: CFDT, 2000, N.º de páginas 79 pág.

Wilson Hallo: Los Ritmos de la Naturaleza de Mónica Sarmiento Castillo

Mónica Sarmiento C

Mónica Sarmiento Castillo, árbol, óleo, 80x100cm

Texto: Wilson Hallo sept. del 2000 Para entrar en una compresión de las manifestaciones estéticas contemporáneas del Ecuador y América, necesitamos hacer un análisis histórico permanente, además extensivo a lo contemporáneo de las raíces que las ambientaron e influyeron en su conformación.

Dentro de este esquema, diremos que cuando percibimos los planteamientos y concepciones estéticas de las creaciones Valdivia (4300-1500 A.C.), especialmente peinados y vasijas, se evidencia que los “ritmos” primordiales abarcan la fluencia de líneas y formologías que son acordes a sus espacios naturales y vivenciales, que están integrados a las expresiones permanentes encontradas en las cerámicas, piedras o pinturas corporales. Esta misma persistencia de ritmos apreciamos en las cerámicas antropomorfas y vasijas de la cultura Machalilla (1700-1500 A.C.), donde los ritmos incisos nos llevan a admirar su secuencias mágicas.

Mónica Sarmiento Castillo

Mónica Sarmiento Castillo

Al testifica la cultura Chorrera (1500-500 A.C.), veremos que la actitud creativa, deviene de una propuesta intelectiva más amplia, posiblemente porque a diferencia de las etapas culturales anteriores, ellos (la Chorrera) satisficieron ya sus necesidades primarias y disponían de mayor tiempo para la creatividad. Esta es una de las culturas más desarrolladas de su época. Los factores estéticos tiene mayor estructura conceptual. Estos avances servirán de punto de partida para otras culturas indígenas americanas existentes, antes de la Era de Cristo; como la Olmeca en México, Chavin en Perú, presumiendo para ello, contactos regionales.

Mónica Sarmiento Castillo

Mónica Sarmiento Castillo, Palmera, óleo y mixta

Estos procesos han sido estudiados por Mónica Sarmiento, especialmente por su vinculación con el artista ecuatoriano, Estuardo Maldonado (generación del 60); transformando sus enseñanzas en idioma propio, añadiendo otros aportes que se han vuelto emblemáticos en su creatividad, al emplear materiales orgánicos como cortezas de varios frutos naturales que nuestra geografía produce. Integra a esa permanente estética de los ritmos, que apreciamos en las culturas precolombinas mencionadas, las complementa con una propuesta de color. Añade una actitud secuencial, resultante del estudio de la obra de Carlos Cruz Diez, artista cinético venezolano en el que trabaja en 1998.

En el arte americano del Siglo XX, se destacan artistas como el catalán-uruguayo, Joaquín Torres García, (1930) quien, impresionado por la arquitectura Inca, abona a un constructivismo inicial, así como también a los nacientes idiomas abstractos de Europa. El ancestralismo desarrollado por Tamayo (1940) en México, Mata (1950) en Chile y en Ecuador por la generación de los 60, en especial de Tábara, Maldonado y Viteri, entre otros, quienes parten de un espacio cons-tructivo heredado de las culturas que habitaron Ecuador por espacio de seis mil años; cada uno se manifiesta con una perspectiva propia.

Mónica Sarmiento

Mónica Sarmiento Castillo,

En Mónica Sarmiento (1998), encontramos un aporte en lo que llamamos “cocina artística”, al usar materiales orgánicos adheridos a una placa de madera. Estos materiales orgánicos configurados por su textura, que al ser tratados con colores, dan un espíritu cercano a los espacios elaborados por el “informalismo español” (Tápies, Cuixart, Canogar, etc.).

Moisés Villelia (escultor catalán), como fruto de una investigación realizada durante su estadía en Ecuador por dos años, hace una mención del uso del color en las culturas precolombinas. Investigación hecha junto al Grupo Piru, puntualiza y dice: que las culturas prehispánicas sabían trabajar con la suma de colores, por ello, en sus obras (cerámicas, textiles, etc.) encontramos colores resultantes de suma y no colores primarios.

Mónica Sarmiento

Mónica Sarmiento Castillo

Es necesario puntualizar que en los cuadros de Mónica Sarmiento, existe esa misma actitud, priorizando los ocres y sus derivantes, recordando la “pacha mama” (madre tierra), integrando a sus cortezas, un permanente ritmo propio del hombre ancestral y naturaleza americana. Casi en todo el Siglo 20, los artistas de estas latitudes mantienen una permanente inquietud por todo lo que significa una vertiente ancestral y los tratan de las más diversas maneras. Al finalizar el Siglo, Mónica Sarmiento hace una propuesta válida que enriquece a esta permanente inquietud. Creemos que su persistencia dará frutos positivos.

Texto: Wilson Hallo, Quito septiembre del 2000

Expo Universal Hannover 2000. Pabellon de Ecuador presenta a Monica Sarmiento

Mónica Sarmiento Castillo

Mónica Sarmiento Castillo, Expo Universal Hannover 2000

Las raíces precolombinas es el concepto del pabellón ecuatoriano en la Expo Universal de Hannover que abrió sus puertas en junio a Octubre del 2000 Su estructura arquitectónica se basa en la cultura prehispánica y su biodiversidad.
La Embajada de Ecuador en Alemania y el Ministerio de Relaciones Exteriores junto al CORPEI, prepararon varias actividades. Hannover será la vitrina  más grande del mundo. El comisario del pabellón fue el arqueólogo Alexander Hirtz , entre las actividades inaugurales contamos con la presencia de la obra pictórica de la artista lojana Mónica Sarmiento que acudió al acto de inauguración, en donde se apreció sus obras de calado naturalista y referencias precolombinas.

Mónica Sarmiento Castillo

Mónica Sarmiento Castillo, Expo Universal Hanover 2000, Alemania

Comento el organizador de la exposición D. Wilson Hallo, investigador y curador de la exposición quien dijo sobre la obra de la artista:  “Estos procesos han sido estudiados por Mónica Sarmiento, especialmente por su vinculación con el artista ecuatoriano, Estuardo Maldonado (generación del 60); transformando sus enseñanzas en idioma propio, añadiendo otros aportes que se han vuelto emblemáticos en su creatividad, al emplear materiales orgánicos como cortezas de varios frutos naturales que nuestra geografía produce. Integra a esa permanente estética de los ritmos, que apreciamos en las culturas precolombinas mencionadas, las complementa con una propuesta de color”. obras serán apreciadas por más de 40 mil visitantes que acudirán al evento.

En la elaboración de este pabellón participaron Corpei, la Vicepresidencia de la República, los Ministerios de Relaciones Exteriores, Turismo, Comercio Exterior y varios empresarios ecuatorianos. Ricardo Estrada, presidente de Corpei, señaló en un comunicado de esta organización que se trata de uno de los esfuerzos más notables que desarrolla la institución y el Gobierno ecuatoriano para promover al país ante los ojos del mundo. “Durante los cinco meses que durará la exposición. Según Estrada, “Ecuador presentará la inigualable biodiversidad del país y con ello su potencial natural, turístico y productivo de cara al futuro”.

Mónica Sarmiento Castillo, y mixta

Mónica Sarmiento Castillo,

El Ecuador estará presente en Hannover 2000 en un área de 500 m2. Y su diseño están plasmados los signos de la cosmología Valdivia y andina. Así, se puede apreciar el sol, la tierra, el jaguar… reflejando las cuatro macrorregiones del país: el alto Amazonas y sus lagunas, la serranía y sus nevados, el Litoral, la costa del Pacífico y sus islas. Además, durante los cinco meses se presentaron los conocimientos ancestrales en los campos de la pluricultura y la educación ambiental. En cuanto a la tecnología sustentable, se mostrarán ejemplos de la agroindustria, cuya promoción estimula el desarrollo del comercio. “Ecuador, el país del chocolate” será el lema del pabellón.

Museo Luis González Robles colección “Arte en Papel” con obra de Mónica Sarmiento Castillo

Mónica Sarmiento, Arte en Papel, Museo Luis González Robles, Pág. 87-115

La muestra ‘Arte en papel’, una selección de cien dibujos y obra gráfica de la colección del Museo Luis González Robles, de Madrid, reúne una gran colección del crítico de arte que a lo largo de su vida había acumulado y que con el tiempo fue donada a la Universidad de Alcalá, en esta colección D. Luis González Robles. invita personal mente a la artista Mónica Sarmiento a formar parte de su colección.

En el 2001, escribe sobre la artista ecuatoriana “Mónica Sarmiento” basa sus trabajos artísticos en el conocimiento de la naturaleza para lograr una idea integradora, plasmada ya sea en pintura, escultura, dibujo, grabado o collage, sus obras de gran fuerza expresiva, consolidan su amplia trayectoria reflejo de su cultura, elabora sus composiciones plásticas, en su versión de la naturaleza, en la que existe una personal invención, con su singular cualidad de equilibrio argumenta, cumple los requisitos de lo armónico, creando un concepto personal en el mundo de la naturaleza, en relación espacial, cósmica, y lirica, por la preponderancia de la especial materia colorística de una gran eficacia, lo que hacen de ella una cualidad de equilibrio, dándole una dimensión humana a sus composiciones. Lo esencial en las obras de esta artista cuyo cromatismo trasciende los umbrales, -limites- de lo natural, resaltando lo significativo del paisaje plástico todo ello en un trabajo razonado e inteligente.

Mónica Sarmiento C. p-87, Arte en Papel, Museo Luis González Robles

El catálogo de la exposición, en Amazon.com refleja la obra de esta gran colección que incluye artistas internacionales como recientemente adquirido por la, supone la apertura en la ciudad complutense de un Museo de Arte Contemporáneo. La Sala 1-2-9-3 de la Universidad de Alcalá acogió, la exposición ‘Arte en papel’, muestra en la que se podrá contemplar una selección de la colección del Museo Luis González Robles, adquirida por la UAH.

Para esta exposición se han seleccionado cien obras de arte gráfico -dibujos, grabado y serigrafía- de entre las casi 1.500 que conforman la colección de este museo, que cuenta con la firma de artistas de España, Alemania, Japón e Iberoamérica, constituyendo una de las propuestas más ricas y sugestivas del arte contemporáneo. ya que contiene obras de artistas tan importantes como Joan Miró, Hans Hartung, Jesús Rafael Soto, Carlos Cañas, Antoni Tápies, Carlos Colombino, Osvaldo Guayasamín, Antonio Suárez o Antoni Clavé San Martín, Amadeo Gabino, Carlos Cruz Diez, Agustín de Celis,  Mónica sarmiento, José Guinovart, Modest Cuixart, Emil Hagen Schumacher, Roberto De Lamonica, Arcangelo Ianelli, Fayga Ostrower, Estuardo Maldonado, Manuel Rendón, María Droc, Yozo, José Hernández, Hamaguchi, Leonardo Nierman, Luis Hernández Cruz, Walter Rodríguez. Susana Justo, José Velasquez, Gil Imaná. Omar Rayo, Salvador Victoria, José Subirá-Puig.

Mónica Sarmiento, árbol Urbano, colección Museo Luis González Robles

Asimismo, la adquisición de la colección del Museo Luis González Robles por parte de la Universidad de Alcalá supone la apertura, de manera permanente, de un Museo de Arte Contemporáneo de referencia nacional, al menos por lo que se refiere al grabado

Luis Gonzáles Robles (Sevilla, 1916) es uno de los referentes en la historia del arte contemporáneo español de la segunda mitad del siglo XX. Así su vida profesional ha transcurrido desde sus inicios como funcionario del Instituto de Cultura Hispánica, lo que le permitió ser Comisario para la Bienal Hispanoamericana, hasta su puesto como Director del Museo de Arte Contemporáneo de Madrid, cargo que ha compaginado con los de Comisario de las Bienales de Sao Paulo y Director del Pabellón Español en la Bienal de Venecia. llego a colabora con la Galería CosmoArte Siglo XXV.

Mónica Sarmiento, ‘Arte en papel’, una selección de cien dibujos y obra gráfica de la colección del Museo Luis González Robles-Universidad de Alcalá, Pág. 87-115

Joan Gil: The Structural Essence of The Natural Universe The Mónica Sarmiento Castillo

Mónica Sarmiento

Mónica Sarmiento Castillo, Bosque

MONICA SARMIENTO: THE STRUCTURAL ESSENCE OF THE NATURAL UNIVERSE

In the modern era of globalization, it is becoming self evident that if we do not judiciously sift through the avalanche of information with which we are daily besieged, if we do not carefully analyze that information, we could at any time begin to lose our cultural identity. More and more we are inundated by a torrent of newscasts and data from diverse cultures and it is becoming increasingly difficult to maintain a firm grasp on our memory of past events, often diminishing our ability to gain insight into what has been and what will be. A knowledge of the past, as always, will lead us to an affirmation of our own unique character and is indicative of a willingness to explore our origins as a means to better understand ourselves. This is, without question, the case with Monica Sarmiento, born in Loja, Ecuador in 1967, who was nurtured on a rich and vibrant culture and whose roots are firmly planted in a past resplendent with a distinctive history. The diversity of traditions and ways of life inherent in the culture of her country has provided a rich tapestry for her works which, without doubt, are an embodiment of her own distinctive heritage.

Close contact with her natural environment has fashioned her destiny, has, in fact, fostered an incisive attitude that enables her to enter into the essence of the natural world and, with uncommon perseverance and hard work, delve into the secrets of nature that lie within. It is an exploration which derives from keen observation, rigorous analysis and intellectual reflection, all of which coalesce to produce a style that is intense and disciplined yet imbued with an inimitable subtlety of expression.

Mónica Sarmiento

Mónica Sarmiento Castillo Expansion-volumétrica 2002

Both restless and curious, her constant experimentation embraces a boundless range of possibilities from which she harvests the maximum potential. She conscientiously analyzes each aspect, revealing its infinite complexities, assiduously examining the different levels and spatial dimensions, endlessly probing the possibilities within. Basic shapes and forms contained in her initial sketches and preparatory drawings evolve into creations of compelling dynamism in which time seems suspended in eternity. A striking optical matrix of luminosity suggest a complex chromatic rhythm infused with a primordial vitality in which the confluence of space, line, form and texture meld into one unified whole. Her imaginative journeys into the spatial realm draw us into the cosmic universe, a distant galaxy of stars, infinite in scope and obeisant only to its own artistic light. Structural concepts that begin with sinuous lines and geometric shapes as a fundament eventually serve to reveal the heart of the natural world at its very essence. Stirred by an awareness of the greater universe, she seeks new and innovative pathways as she draws from the deep well of her ancestral culture. Her symbols of expression are suggestive of a constructive primitivism and are redolent of pre Colombian art, an abstract geometry of form that never scorns figurative motifs such as trees, leafs or branches and all of which are integral aspects of her artistic style. The primary elements of nature are woven into the fabric of her art as a symbol of life in perpetual evolution and transport us into a transcendent ancestral realm that accentuates the cyclical character of cosmic evolution, a cycle eternally fused between death and regeneration.

Sinuous, spatial, mythological forms all unite in a spirit of natural being which flows through her works. It is a universe in which undulating, phantasmagoric forms appear in constant movement like celestial bodies permeated by a primordial life force. The search for both organic and inorganic textures draws us into an invisible world where the essence of life itself is transformed. It is a message replete with mystery but at the same time one of hope that the artist invites us to discover for ourselves.

Mónica Sarmiento

Mónica Sarmiento Castillo, árboles -2, 2006, materia orgánica, 80×60

Dynamic compositions of vast celestial spaces delight our tactile sense creating kinetic schema wherein we can wander in awe. Ingrained with a vibrant chromatic essence, her works possess a strong vigor and sense of optimism. In her passion to explore beyond the ecological spheres, Monica Sarmiento in the last several years has subtly introduced the inclusion of the human form into the natural world as she searches for a nexus between man and nature. She delineates a symbiotic relationship that creates existential links in which life and death, the cognitive and the emotional, immanence and absence all emerge as palpable polarities. Like a wise man who examines the essential components of a living tree, her works are a hopeful affirmation of the value of human knowledge.

Painting, sculpture, drawing and graphic art are a part of the multi disciplinary facets of her creative genius, all of which serve Monica Sarmiento as a palette with which she masterfully explores the natural universe as a metamorphic process, a phenomenon which forever continues to be the compelling principle of this singular artist’s inspiration.

JOAN GIL GREGORIO, Barcelona Spain.
MEMBER OF THE INTERNATIONAL ASSOCIATION OF ART CRITICS.

Traslate, Raquel Ogli.